La UV investiga la procedencia de los ocres y colorantes en el Paleolítico y Neolítico

El trabajo constituye el hallazgo de los primeros datos conocidos sobre el proceso de captación de óxidos minerales, su transformación física y las herramientas utilizadas.

0
110
La UV investiga los ocres recuperados en espacios domésticos

Redacción. Un equipo de investigación de la Universitat de València (UV) y de la Universidad de Artes y Ciencias Aplicadas del Sur de Suiza ha publicado un estudio que caracteriza el aprovisionamiento y procesado de óxidos de hierro para obtener ocre y colorantes entre el final del Paleolítico y el Neolítico. Es la primera vez que se investigan los ocres recuperados en espacios domésticos y muestras de su entorno geológico, para conocer su procedencia.

El trabajo, publicado en la revista Geoarchaeology, constituye el hallazgo de los primeros datos conocidos sobre el proceso de captación de óxidos minerales, su transformación física y las herramientas que intervinieron a lo largo del Paleolítico final, el Mesolítico y el Neolítico, hace entre 15.000 y 6.000 años.

“Entre las conclusiones, hemos empezado a conocer cómo se gestiona la procedencia y aprovisionamiento de óxidos, constatamos también una importante actividad de procesado en las fases más recientes del yacimiento (las Cuevas de Santa Maira en Castell de Castells, Alicante), durante el Mesolítico y Neolítico, respecto a las primeras fases, así como cambios a la hora de tratar los óxidos y obtener ocre”, ha destacado J. Emili Aura, catedrático de Prehistoria de la UV.

La intensa actividad de transformación se ha detectado tanto por la presencia de restos de ocre de diferente tamaño y peso, como por la concentración de equipos de macroútiles de piedra para machacar y moler los óxidos.

Uso de óxidos de hierro

En la larga historia humana, el uso de óxidos de hierro se considera una evidencia significativa para el reconocimiento de las capacidades cognitivas, del simbolismo y del lenguaje humanos. Ocres y otros colorantes fueron utilizados en el Arte prehistórico para plasmar motivos figurativos y geométricos, para la protección de la piel y como pintura corporal. También se emplearon combinándolos con adhesivos naturales para enmangar herramientas de piedra, en el proceso de curtido y en la conservación del cuero.

Hasta este estudio, los trabajos sobre los óxidos minerales en la región mediterránea han tratado los colorantes utilizados en el arte prehistórico. Sin embargo, no existía un estudio basado en muestras arqueológicas y geológicas con análisis geoquímicos y mineralógicos. Este hecho ha permitido conocer que la existencia de materiales geológicos cercanos fue relevante en las labores de aprovisionamiento de óxidos.

Además de la vinculación de los ocres arqueológicos con el entorno, ha sido posible conocer los cambios en el uso del ocre a lo largo de las diferentes fases arqueológicas, y comparar su procedencia (local/no local) y los equipos de procesado a lo largo de varios milenios.

El equipo de investigación está formado por J. Emili Aura Tortosa (UV), Gianni Gallello (UV), Clodoaldo Roldán (UV), Giovanni Cavallo (Universidad de Artes y Ciencias Aplicadas del Sur de Suiza), Agustín Pastor (UV) y Sonia Murcia‐Mascarós (UV). La investigación se ha realizado dentro de un proyecto financiado por la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital de la Generalitat Valenciana (Proyecto AICO 2018-125), a partir de la colaboración del Grupo de Prehistoria del Mediterráneo Occidental con la unidad de investigación multidiciplinaria ArchaeChemis y la Unidad de Arqueometría del ICMUV.

Cuevas de Santa Maira

Cuevas de Santa Maira es un yacimiento estudiado por un amplio equipo interdisciplinar que ha proporcionado datos relevantes sobre los cambios paleoambientales ocurridos a partir del Último Máximo Glacial. También sobre la evolución tecnológica, las estrategias económicas, la movilidad y el simbolismo, y ha aportado evidencias de prácticas de canibalismo entre los cazadores mesolíticos. Este mismo año se ha dado a conocer las evidencias del uso de fibras vegetales para fabricar objetos de cestería, un material perecedero que sólo se conserva en condiciones excepcionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here